Trello. Post 1. Empezando con Trello

Nos damos de alta en Trello

Como en casi cualquier herramienta informática actual, el primer paso que debemos dar de realizar es el darnos de alta. Para ello deberemos en nuestro navegador introducir la dirección www.trello.com.

cap-1-1

Ilustración 1 Accediendo a la web de Trello

 

Únicamente debemos registrarnos la primera vez, y podemos hacerlo dando de alta nuestra dirección de correo y la consabida contraseña. También podemos hacerlo directamente utilizando nuestro usuario de Google.

cap-1-2

 

Ilustración 2 Registrándonos en Trello

 

El sistema nos pedirá verificar la dirección de correo electrónico enviando un correo para que simplemente dando un click podamos empezar a trabajar.  La primera pantalla con la que nos encontramos tiene una apariencia parecida a la siguiente :

 

cap-1-3

Ilustración 3 Pagina inicial de Trello

 

Cabe destacar una serie de aspectos que iremos explicando en los sucesivos capítulos, a destacar los tableros y equipos (también veremos lo que son las listas) y la consabida ficha de usuario personalizable.

Definimos nuestro perfil

Si hacemos click sobre nuestro nombre que aparece en la esquina superior derecha de nuestra pantalla podemos acceder a nuestra ficha de usuario. En la pestaña de Configuración aparece por un lado toda nuestra información personal, con  el resto de pestañas podremos acceder al trabajo que hemos realizado con la herramienta.

cap-1-4

Ilustración 4 Definiendo perfil de usuario

 

Mucha de la información de nuestro trabajo se irá actualizando a medida que vayamos interactuando con la herramienta, obviamente nuestra información personal la deberemos introducir nosotros explícitamente.

Una de las primeras cosas que deberíamos gestionar es la inevitable foto o avatar que nos acompañará a nosotros y a los miembros de nuestro equipo cuando empecemos a interactuar. La foto la podemos captar directamente o subir una que tengamos en nuestro escritorio. Habitualmente siempre se trata de captar una instantánea con la propia cámara del ordenador, de la misma forma suele ser habitual que tras tres o cuatro intentos debido a la escasa iluminación, la mala cara que uno lleva tras muchas horas de trabajo o simplemente porque uno es feo, siempre acabas acudiendo a una que tienes archivada. La otra alternativa es utilizar la foto de un avatar o un famoso, no lo recomiendo si no quieres acabar con dos o tres John Nieves en el grupo sin poder saber quién es el responsable del último desaguisado en la aplicación.

Recomiendo que activéis desde el mismo menú de Configuración, que activéis la opción que permite a Trello enviarte notificaciones, suele facilitar enormemente la comunicación entre los miembros del equipo.

Una vez dados de alta, toca empezar a trabajar, y empezamos en 3,2,1….

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

16 − 2 =